La conquista de las Cholitas Escaladoras

Bajo el lema ‘Querer es poder’, el miércoles 23 de enero un grupo de mujeres aymarás llegó a la cumbre del Aconcagua luego de varios días de esfuerzo. La noticia es doblemente animadora en medio de la creciente lucha feminista de las mujeres a nivel mundial, pero particularmente en Argentina, donde hay una alarmante cifra de femicidios en lo que va del año 2019: 25 mujeres fueron asesinadas en manos de un varón en 28 días.

Son cinco mujeres que conforman una colectividad de once andinistas llamadas “Cholitas Escaladoras” radicada en El Alto – La Paz donde trabajan como guías y cocineras junto con sus familias. De un tiempo a esta parte, también se dedican a escalar algunos de los picos más altos de Los Andes porque aseguran que subir montañas las ayuda a sentirse más libres, a reivindicar el machismo y la discriminación  y a inspirar e impulsar a otras mujeres.

Lidia Huayllas Estrada, Dora Magueño Machaca, Analía González Magueño, Cecilia Ilusco Alaña y Elena Quispe Tincuta cumplieron su sueño de llegar a la cima más alta de América y lo hicieron con sus faldas típicas, como símbolo de liberación y en contraposición con la lógica patriarcal que por años les prohibió el uso de estos atuendos para ir a estudiar o a trabajar. “Nos decían ¿cómo una mujer puede subir a una montaña? Otros nos criticaban y lo siguen haciendo. Y yo animé a mis compañeras, les dije ¿por qué no podemos escalar igual que los varones? Ahora demostramos que sí podemos, con hechos no con palabras” aseguró una de las integrantes.  

Luego del emocionante logro fueron saludadas en Twitter por el presidente de Bolivia, Evo Morales. “Muy contento por la hazaña alcanzada por nuestras cinco hermanas, conocidas como las “cholitas escaladoras”, que lograron llegar a la cima del Aconcagua, el pico más alto del continente. Son un orgullo para #Bolivia. ¡Muchas felicidades!”, escribió el mandatario.

Además Alfredo Cornejo junto a su esposa Lucía Panocchia, coordinadora del Programa Mujer Rural del Instituto de Desarrollo Rural (IDR), y el secretario de Ambiente y Ordenamiento Territorial, Humberto Mingorance, participaron del reconocimiento a las mujeres bolivianas por coronar el coloso mendocino (6.962 metros) “Queremos homenajear a estas mujeres que con gran esfuerzo dan un ejemplo no solo a su comunidad, sino también a los mendocinos y ese es el símbolo que queremos poner en valor desde el Gobierno. El mensaje que nos dejan es muy positivo no solo para andinistas, sino también para hombres y mujeres de todo nuestro país” expresó el gobernador mendocino.

Tras haber conquistado picos como el Illimani, el Acotango, el Parinacota o el Huayna Potosí y ahora el Aconcagua, la productora española Arena Comunicación está produciendo un  documental que cuenta la hazaña de las Cholitas. Por ahora solo se puede ver el tráiler del proyecto.

#ENM: Por la represión policial hay dos mujeres mendocinas detenidas en Trelew

Una imagen de la muchedumbre que marchó en las calles de Trelew. Publicada por el diario El Chubut.

Fue durante el final de la marcha que movilizó a 55 mil mujeres de todo el país en la capital de Chubut. La represión policial con personas heridas y 6 detenidas entre ellas dos mendocinas.

La marcha del Encuentro Nacional de Mujeres (ENM) se produjo un operativo represivo por parte de la policía de Chubut.

A causa de esta acción fueron detenidas dos mujeres mendocinas junto con otras cuatro de otras provincias.

Los medios chubutenses dan cuenta de unas 55 mil personas que marcharon en las calles de Trelew.

Las  militantes mendocinas son Lucía Loyola y Ailén Fensel de acuerdo a lo comunicado conoido a través de las redes por parte de las organizaciones que integran la convocatoria en la capital chubutense.

El diario digital Jornada de Chubut puntualizó en su crónica:

“La convocatoria se sabía multitudinaria pero no se confirmó hasta verlo. Unas 55 mil mujeres marcharon por las calles de la ciudad. Alzando su voz, pidiendo por seguridad, por justicia, repudiando la impunidad. Reclamaron por el derecho a decidir a ser madres o no. Hubo también quienes llevaron la inscripción “No es No”. El día era una verdadera celebración.

“Las mujeres ganaron la calle y lo hicieron bien. Pero al desconcentrar la marcha y pasadas las 21 horas se produjeron serios incidentes cuyo saldo fue de al menos una de las chicas con heridas. Arrojaron bombas molotov a la librería ubicada en Rivadavia y 25 de Mayo.

“Hubo actos vandálicos en vidrios de la Municipalidad y posteriormente, según la policía, un grupo generó un pico de violencia que terminó con destrucciones en el Casino. Hay más de 6 detenidas”.

En el mismo sitio se describe en otro contenido que “un grupo de jóvenes atacaron a un grupo de mujeres y la policía provincial intervino y reprimió a los manifestantes”.

También se registraron antes de la gran marcha la denuncia de los contingentes de mujeres que tuvieron dificultades para movilizarse en los micros y que hubo malos tratos para con las manifestantes.

 

El comunicado del ENM

Desde el Encuentro Nacional de Mujeres se hizo circular este texto de estado de situación:

“A partir de la llegada de decenas de miles de mujeres a Trelew y su exitosa apertura del 33 Encuentro Nacional de Mujeres, se han producido hechos de violencia contra sus participantes: robos, amenazas a la vida, apedreamiento de escuelas donde están alojadas, etc. Estos hechos ocurren pese a haberse anunciado un ‘operativo de seguridad’, con fuerzas nacionales y provinciales, que ha sido inexistente frente a todos esos hechos de violencia producidos contra las mujeres, en los que el llamado ‘operativo de seguridad’ solo consistió en ‘tomar nota’ burocráticamente de lo ocurrido.

“Estos hechos de violencia y esta inacción oficial, se produce después de un amplio operativo, del gobierno nacional, de detención y demoras de los micros que llevaban a las encuentreras.

“Los  gobiernos, nacional y provincial, son responsables de acabar con estos hechos de violencia, con que buscan amedrentar, dificultar, y tratan de impedir, que decenas de miles de mujeres puedan hacer su Encuentro.

“En esta situación, decenas de miles de encuentreras pelean haciendo su Encuentro, funcionando democráticamente en sus talleres. Y enfrentando las maniobras, funcionales al macrismo, de quienes intentan acabar con el Encuentro Nacional de Mujeres, ese encuentro que es de todas, para convertirlo en un sectario e impotente encuentro de organizaciones, acabando con sus pilares: plurales, federales, horizontales, autónomos, autoconvocados, autofinanciados, democráticos y plurinacionales”.

El estado de inseguridad creció entre las mujeres movilizadas por lo cual se adelantó el final de la convocatoria.